Renovado VIPAL, arma clave para la eficiencia en la nueva normalidad

Julio 16, 2020

El ahorro generado por el renovado resulta una alternativa para el mejor aprovechamiento de los recursos en este periodo de reactivación económica.

La compra de llantas representa uno de los principales costos para las empresas de autotransporte, de ahí la importancia de poner en marcha estrategias que promuevan un ahorro en este rubro. En ese sentido, Jean Barros, Gerente Comercial para México y Centroamérica de VIPAL, compartió en entrevista para TyT que el renovado resulta una excelente alternativa para generar una reducción de alrededor del 35% en la compra de neumáticos nuevos, ahorro al que es posible acceder mediante una práctica constante de este procedimiento.

Precisó que, adicional al ahorro que representa el hecho de darle nueva vida a las llantas, la Red de Renovadores Autorizados VIPAL ofrece una serie de valores agregados que ayuda a que las flotas lleven una mejor gestión de sus llantas.

El directivo precisó que, con base en el análisis de la operación de cada empresa, los renovadores certificados VIPAL ofrecen su asesoría para recomendarles la estrategia a seguir, promover el cuidado de los cascos, utilizar la banda más adecuada y llevar un seguimiento preciso de toda la vida útil de las llantas a través de VIPAL Fleets

Barros detalló que su red de renovadores certificados en México cuenta con todo el respaldo, conocimiento, experiencia, procesos de calidad y tecnología de la firma brasileña por lo que, desde el primer acercamiento con las empresas transportistas, éstas recibirán el soporte que requieren para proteger su inversión y visualizar en blanco y negro los resultados que obtendrán a través del renovado.

El directivo de VIPAL compartió que, a través de su línea de bandas ECO, enfocadas en promover la eficiencia de combustible, el renovado implica también un ahorro de entre el 2 y el 10% en el consumo de diesel. Explicó que todo depende del conjunto de llantas en las que se utilice.

Como ejemplo, señaló el caso de una flota regiomontana, que al utilizar la línea ECO en sus llantas de tracción reportó un ahorro de 5% en combustible. Si se combinan éstas con las de arrastre, el porcentaje, dijo, puede incrementarse aún más.

Mitos acerca del renovado

ean Barros comentó que la principal idea errónea acerca del renovado es que “no sirve”, pues muchas personas aseguran que los fragmentos de hule que vemos tirados en la carretera pertenecen a este tipo de procedimiento. No obstante, el directivo señaló que, la única certeza es que son de llantas, pero asegurar que sean de nuevas o renovadas requiere de análisis de cada caso. Supongamos que una llanta nueva se poncha en el trayecto, el conductor no se percata y, si no se detiene para cambiarla, va a explotar. Los que pasen y vean los pedazos de llantas probablemente van a asociar este hecho a que era renovada, aunque en verdad fuera nueva. «Esa falta de conocimiento de la población en general, y también el hecho de que la industria de renovado en muchos casos no ha tenido la voz o la fuerza para cuestionar este entendimiento, ha dado vida a este mito de que el renovado no sirve», enfatizó.

Barros reconoció que existen renovadores improvisados que no cumplen con los estándares mínimos de seguridad, por lo que reiteró la necesidad de que México apruebe la NOM acerca del renovado de llantas, lo que motivaría un mayor número de inversiones y empleos. “Mientras eso no suceda, el renovado no ocupará su verdadero puesto en la industria, ni desde el punto de vista técnico, ni como el gran aporte que representa para la sustentabilidad en el transporte». Añadió que la población debería estar más preocupada con el impacto negativo de las llantas de bajo costo que invadieron el mercado en los últimos años no hay requerimientos técnicos específicos, garantía de seguridad, de rendimientos o de bajo consumo de combustible. Tampoco hay responsables por su desecho y el impacto ambiental que se hacen más evidentes a cada año.

Barros concluyó este tema con el siguiente cuestionamiento: “si es cierto que son de bajo costo, pero ¿cuál es el verdadero costo para el país, y el medio ambiente? Si bien el renovado resulta una alternativa de ahorro frente a la compra de neumáticos nuevos, el directivo fue muy claro en recomendar a los transportistas la elección de los renovadores autorizados. “No elijan lo más barato, sino la mejor opción”.

De Brasil para el mundo

arros precisó que la tecnología de VIPAL es la misma en Brasil y en los más de 90 países en los que tiene presencia, pues todos los integrantes de su Red de Renovadores a lo largo del mundo están apegados a los mismos estándares y principios de calidad, seguridad y ecología que caracterizan a la marca desde su origen.

El directivo explicó que los altos estándares y las buenas prácticas de la firma brasileña se hacen presentes desde la línea en la que son producidas sus bandas. Precisó que cada paso de la fabricación es evaluado a través de la toma de pequeñas muestras de caucho para su análisis, una vez sometida a las curvas de control y ser calificada con el semáforo en verde que indica la continuidad del proceso, se lanza una autorización para que los operarios puedan seguir con la fabricación.

Eso no es todo, compartió que también trabajan estrechamente con sus laboratorios, y que el 100% de las materias primas que llegan a sus fabricas son probadas y quedan en espera de aprobación, para poder ingresar a sus fábricas. El mismo laboratorio se encarga de analizar sus compuestos en diferentes partes del proceso y realizar las investigaciones que resultan en mejora continua de sus productos.

De igual forma, destacó la relevancia de otras instalaciones enfocadas en la realización de pruebas para la certificación de llantas nuevas y renovadas de camión, autobús, autos y motocicleta, no solo de la compañía sino de cualquier marca y empresa del mundo que así lo solicite. Su Centro Técnico en Brasil es otro de los sitios de mayor importancia para la firma, pues es donde se lleva a cabo la capacitación y entrenamiento del personal responsable de los centros de renovado en todos los países donde VIPAL tiene presencia.